Trabajo, amor e inclusión

Pinamar continúa avanzando en el cumplimiento del cupo laboral para personas con discapacidad estableciendo un sistema de trabajo para incorporar más trabajadores, con la ayuda de varias áreas municipales, que colaboran así con las posibilidades que brinda la inclusión laboral.

Dentro de ese cupo aparecen historias que son dignas de contar porque suman el compromiso con los ideales de superación y, por qué no, el amor. Alejandra Cardozo y Matías Corzo son parte del equipo de Servicios Urbanos y así nos cuentan su historia: "Ellos se conocieron mientras realizaban juntos actividades inclusivas", cuenta el director de Discapacidad, Hernán Mazzarello, "Matías fue generando su grupo, sumando actividades deportivas y, paralelo a eso, se presenta en Empleo donde empieza a hacer pasantías con muy buenos resultados. Una cosa fue llevando a la otra y, en una de las pasantías, Matías conoce a Alejandra, se ponen de novios y se van a vivir juntos".

Su compromiso con el trabajo y la alegría con la que llevan adelante su día a día les dio la posibilidad de ingresar al Municipio: "En las prácticas estuvieron muy bien y, desde allí, se fueron consolidando y creciendo en muchos sentidos. Son una pareja hermosa y se complementan en muchas cuestiones", compartió Mazzarello.

La Ley dicta que "el Estado Provincial, sus organismos descentralizados, las empresas del Estado, las municipalidades, personas jurídicas de derecho público no estatal creadas por Ley, las empresas subsidiadas por el Estado y las empresas privadas concesionarias de servicios públicos, están obligados a ocupar personas con discapacidad que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al cuatro (4) por ciento de la totalidad de su personal y a establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por ellas, de acuerdo con las modalidades que fije la reglamentación".

"Estamos trabajando en Servicios Urbanos, cuidamos una plaza en Ostende. Hacemos mantenimiento y nos encanta", contó Alejandra; "Desde mayo estamos trabajando", sumó Matías, "Y esta posibilidad nos da mucha alegría. Gracias a toda la gente que nos apoya, a Luciana Altieri de Empleo, a nuestros jefes, gente que confió en nosotros desde el primer día". 

"Ahora son parte del equipo de Servicios Urbanos, desde la Oficina de Empleo y el Plan Promover tuvieron la chance de ingresar y realizan sus tareas todos los días", amplió Mazzarello, "Lo más valioso que tiene esta experiencia es la posibilidad de socializar. Ellos lo están logrando a través del trabajo como también puede desde el deporte. Matías empezó así, Alejandra igual. Ahora tienen un grupo de amigos, un espacio mejor para vivir, más responsabilidades y sus derechos respetados. El resultado es totalmente positivo y nos da mucha felicidad ser testigos de todos estos logros". 

Luciana Altieri, desde la Oficina de Empleo, brindó su mirada: "Ellos se anotaron hace 3 años en la Oficina. Los dos tenían muchos deseos de incluirse laboralmente. Así fueron realizando distintas actividades hasta llegar a su función actual dentro del Municipio. Sus experiencias fueron diferentes pero en ambos casos ingresaron a Servicios Urbanos y los fuimos acompañando en todos sus pasos. Haciendo sus pasantías se conocieron y surgió el amor. Su vida juntos los fue llevando a desarrollarse hasta que este año tuvieron la chance de sumarse a través de nuestros programas de inserción laboral y el cupo de 4%. Trabajan juntos, son buenos compañeros y verlos allí nos llena de felicidad", concluyó Altieri.