Rumbo al Mundial de Tango

Florencia Vecchio y Bernardo Maidana ya tienen todo listo, sobre todo el mejor de sus abrazos, para lucirlo en las semifinales de Tango Buenos Aires Festival y Mundial.
Si bien ambos residen en Mar del Plata, llegarán a la Usina del Arte para representar los colores de nuestra ciudad, luego de haberse convertido en los ganadores absolutos de la Preliminar Pinamar 2019. Todavía persisten la alegría y emoción con las que los bailarines recibían la noticia de haber obtenido los primeros puestos  en las tres categorías del certamen: “vals”, “milonga” y “tango pista”, esta última la competencia oficial que otorga el pasaporte a la instancia que vivirán en los próximos dias.

Este viernes 16 la pareja se presenta en la Gala de Preliminares, y al día siguiente, el sábado 17 a partir de las 10:00 hs en la Usina del Arte de la Ciudad de Buenos Aires, Florencia y Bernardo dejarán todo en la Semifinal Tango de Pista buscando su pasaporte a la final que se realizará el 20 de agosto en el estadio Luna Park (CABA).

En referencia a cómo vivieron las dos jornadas en la pista del Hotel del Bosque Florencia contó “La verdad es que nos fuimos super contentos. Nos encantó el campeonato de Pinamar porque sentimos que fue un espacio muy íntimo entre los bailarines y el público. La gente estaba super enganchada con la competencia y los gritos y aplausos de todos nos ayudaron mucho ( a los competidores) a bajar los nervios. Además nos encantó la camaradería compartida en el  camarín con todo el grupo, algunas fueron caras nuevas para nosotros , a otras parejas ya las conocíamos de otras competencias”.

Por su parte Bernardo dijo “Solo tengo palabras de halago y agaradecimiento con la organización .En Pinamar vivimos dos dias intensos e inolvidables. Como saldo  me llevo el haber bailado mucho (tango, vals y milonga ) y lo compartido tras bambalinas con el resto de los competidores, un aspecto muy enriquecedor”.

La historia de Florencia cuenta que le gusta bailar desde muy chica. Amante de la danza probó diferentes estilos que van desde la danza contemporánea hasta la  salsa. Hace cinco años comenzó a estudiar tango en la Biblioteca de la juventud moderna con los “profes” Ezequiel y Hugo Ristempart. Desde ese momento siempre tomó clases y buscó perfeccionar su técnica. 

A Bernardo lo conoció al asistir a sus milongas, un día él la invitó a practicar, sin compromiso, y luego de algunos ensayos se convirtió en su ayudante de clases y pareja de competición.

Con el sentimiento que sólo pueden generar las grandes pasiones, Florencia confesó “amamos el tango y nos sentimos orgullosos de lo que logramos en Pinamar y, también, lo que lograron otras parejas de nuestra ciudad como Julio Valdez y su compañera Alina. Hoy creo que la constancia y el esfuerzo dieron sus frutos y vamos por más, entrenamos a full porque siempre buscamos mejorar y queremos seguir dando saltos en nuestra carrera. Además queremos que sepan que es nuestra intención representarlos de la mejor manera en las semifinales, agregó.

Bernardo es marplatense, tiene 49 años y comenzó a bailar en el 2004. Sus primeras lecciones fueron con los maestros Claudio Fortes, Maricruz León y Enrique Ringa. Con el correr del tiempo amplió sus horizontes y conocimientos asistiendo a distintas clases y seminarios especiales con reconocidos maestros, entre los que destacan Sabrina y Ruben Veliz. 

En referencia al trabajo que realiza con su compañera tanto al momento de dar clases, como en instancias de competencia, afirmó “nuestro tango en constante desarrollo, sigue la búsqueda de un baile basado en la conexión . La musicalidad y el intentar trasmitir sensaciones. Siempre respetando las bases del tango social y el poder disfrutar de esta hermosa danza”.