El trabajo del Vivero Municipal

El vivero tiene como objetivo la producción de árboles, arbustos y plantas herbáceas, florales, ornamentales, nativas destinadas al uso y plantación en espacios verdes de forestación y re forestación del arbolado público y en el partido de Pinamar. 

El personal que trabaja en el Vivero Municipal ha redoblado esfuerzos ante la pandemia y se continúa con las labores tanto en el espacio de vivero, en la huerta y en el espacio público. Es destacable decir en este sentido que se ha seguido con todas las labores, acomodándose a los tiempos que corren para seguir brindando todos los servicios del área.

Desde el Programa PINAMAR FORESTA 365 que impulsa la Secretaría de Paisaje y Medio Ambiente de la Municipalidad de Pinamar en conjunto con ´´RESPIRA PINAMAR´´ se entregaron 3100 plantines de árboles (Sesbania punicea, Fresno y Aguaribay) acompañados de instructivos sobre la época de plantación y poda, los cuidados que hay que tener al plantarlos y qué especie llevar según las características y los espacios disponibles, para evitar problemas futuros por levantamiento de raíces y demás complicaciones. Mediante el cual se busca restablecer el vínculo de la sociedad con la naturaleza a través del acto practico, simbólico y fundamental de plantar un árbol. Que para lograr este objetivo se promueve la participación de toda la comunidad y sensibiliza a la sociedad sobre la importancia de nuestro ambiente, salud y derecho a vivir en un entorno saludable.

Asímismo, el Vivero Municipal funciona como centro de distribución de semillas del Programa Pro-huerta, una política pública implementada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria. Promoviendo y acompañando el desarrollo de la Agricultura Familiar, el fortalecimiento de la producción de alimentos para el autoconsumo de las familias de la población pinamarense.

"Entre otros beneficios, los árboles regulan la temperatura, purifican el aire, contribuyen a regular las lluvias, protegen el suelo, evitan la erosión y albergan ecosistemas. Tenemos bien claro que el arbolado urbano es una política de Estado. Su desarrollo, protección y proyección debe ser un eje central y transversal de toda política pública ambiental. Pero es fundamental incentivarlo por medio de la promoción de los espacios verdes, su conservación y cuidado", explicaron, como cierre, desde el área.